Bien sea porque estás empezando a verte con una persona nueva y quieres que vuestra primera vez en la cama sea memorable, o bien quieres sorprender a tu pareja con una puesta en escena especialmente sexy, existen unos trucos que tanto hombres como mujeres pueden llevar a cabo para que un encuentro sexual se convierta en una experiencia mucho más sexy y erótica:

– Relax: esto se aplica especialmente a las primeras veces que te acuestas con alguien, pues es cuando más nervios e inseguridades se pasan. Debes encontrar la manera de llegar a ese momento con relax y calma, pues de no ser así te mostrarás torpe y para nada sexy. Puedes usar métodos de relajación o tomarte una tila antes de quedar con esa persona especial. Trabajar tu autoestima también te servirá para estar con el mayor relax posible en ese momento.

– Impecable: no hace falta mencionar cosas básicas como estar recién duchado en el momento que quedas con esa persona y con los dientes perfectamente limpios, pero también puedes añadir trucos como una crema hidratante con un aroma sutil o un buen perfume (sin pasarse) y un caramelo mentolado que te mantenga el aliento fresco hasta el último momento. Llevar la depilación recién hecha también será un punto a tu favor para estar más suave que nunca.

– Ropa interior cuidada: si eres mujer, un conjunto de lencería sexy tendrá un gran poder a la hora de ser sexy en la cama y dejarle con la boca abierta y, si eres hombre, también debes cuidar la ropa interior que elijas, debe estar impecable y ser lo más elegante posible dentro de tu estilo.

– Prendas acertadas: elije ropa para impresionar pero que no lo parezca, es decir, algo que te quede muy bien pero no sea demasiado elegante o fuera de protocolo. También es importante que la ropa sea de tu talla, no por ir con 2 tallas menos mejorarás tu aspecto, al contrario, te quedará mucho peor y darás mala impresión. Elegir un color que te siente bien y te dé seguridad también es un buen truco para sentirse sexy en todo momento.

– Una cuestión de actitud: una vez tu relax y buen olor hayan dado sus frutos y la ropa esté en el suelo, el paso final y más importante es sacar la sensualidad que hay dentro de ti para terminar de ser sexy toda la velada. Evita hablar demasiado y los movimientos bruscos, susurra para pedirle lo que quieres hacer y muévete grácilmente dejando a la vista el mayor tiempo posible las partes de tu cuerpo más sexis. La luz tenue será tu aliada para crear un ambiente sexy y, si eres lo suficientemente atrevido o atrevida, puedes hacer un pequeño striptease invitándole a disfrutar el espectáculo.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.