Como es bien sabido, en cuestiones de sexo y amor cada edad tiene sus ventajas y existen combinaciones de edad que funcionan, por lo general, mejor que otras. Un hombre de 40 años o más presenta grandes ventajas y beneficios como pareja para las mujeres más jóvenes. Éstos saben lo que quieren y han aprendido a tratar muy bien a una mujer. También aportan mayor seguridad y estabilidad, cosa que suele gustar mucho a las mujeres. Pero esto son solo algunos ejemplos, existen muchos más puntos a favor:

Un hombre de 40 ya ha madurado:

Hay estudios que demuestran que los hombres maduran completamente sobre los 43 años, mientras que las mujeres lo hacen cerca de los 32. Así, a partir de esta edad los hombres tienden a ser más comprensivos y discutir menos gracias a la madurez.

Saben lo que quieren:

Tras años de experiencia, un hombre de más de 40 años sabe lo que quiere en una relación, por lo que podrá expresarlo y hacer planes en común con una persona que busque lo mismo que él en el plano emocional.

Respetan la forma de ser:

Pasados los 40 ya han aprendido que las personas no cambian, por lo que respetarán la personalidad de su pareja y la apoyarán para mejorar sin intentar cambiarla. Así, son un buen apoyo para proyectos laborales y el aprendizaje.

Hacen planes propios:

Y, lo que es más importante, los cumplen. Son más responsables y saben bien lo que les gusta y lo que no, por lo que tendrán más iniciativa para hacer planes y se asegurarán de cumplirlos y ser puntuales.

Tienen una vida propia:

la mayoría de hombres de más de 40 tendrán una carrera profesional, un grupo de amigos estable, un hogar y estabilidad económica. Esto resulta muy atractivo para las mujeres que buscan estabilidad y una relación formal, cosa que, posiblemente, un chico joven no les pueda ofrecer.

Son buenos amantes:

la experiencia les ha enseñado a hacer las cosas al ritmo correcto y saber complacer a la mujer. Conocen trucos y maneras de vivir experiencias sexuales plenas y de asegurarse de que su pareja lo disfrute tanto como ellos mismos.

Evidentemente todos estos rasgos se pueden encontrar en personas adultas de cualquier edad, no es necesariamente algo exclusivo de los hombres de más de 40 años. Sin embargo, es mucho más probable encontrarlo en hombres de esta edad. Estos rasgos unidos a una personalidad que resulte atractiva pueden ser una combinación muy satisfactoria para mujeres más jóvenes.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.