No son pocas las relaciones que duran mucho más de lo que deberían porque los miembros de la pareja no se dan cuenta (o no se quieren dar cuenta) de que no hay motivos para seguir juntos y que serían más felices si se atrevieran a terminar la relación. La costumbre y el cariño nos hacen permanecer junto a personas que ya no amamos como antes y que no nos aportan lo que necesitamos para ser felices en pareja. Pero, evidentemente, esto no siempre es algo fácil de identificar y cuesta tomar la decisión de terminar la relación.

¿Cómo saber, entonces, que es el momento de terminar la relación?

A continuación encontrarás una serie de situaciones que, si se dan en gran medida, indican que la relación tiene los días contados:

  1. Peleáis mucho, por tonterías y hasta en público. Una cosa es discutir los desacuerdos con educación y ocasionalmente, y otra es estar a todas horas peleando por cualquier cosa. Si, además, os faltáis al respeto y no os podéis controlar de hacerlo en público, realmente tenéis un problema como pareja. Si no encontráis la manera de reducir las discusiones y convertirlas en algo más sano, es muy posible que sea hora de terminar la relación.
  2. No discutís nunca por nada. Y como los extremos nunca son buenos, tampoco es un buen indicador que nunca tengáis ningún tema por discutir. Esto solo puede indicar que no os importa demasiado la relación ni lo que ocurra entre vosotros o que os reprimís vuestras opiniones por desgana de iniciar una discusión. En ambos casos, sería cuestión de plantearse cuán importante es la relación para ti y si vale la pena continuarla.
  3. No compartís tiempo juntos ni os divertís. Párate a pensar cómo habéis vivido vuestro tiempo de ocio los últimos tiempos. Será hora de terminar la relación si prácticamente nunca compartís ocio de manera activa, y esto no significa estar los dos sentados delante del televisor, sino salir a practicar aficiones juntos, ver películas y luego comentarlas con entusiasmo o explicaros el uno al otro los avances que habéis hecho en vuestros hobbies… La palabra clave es: compartir.
  4. No hay confianza entre vosotros. Si no os contáis las cosas con sinceridad y prefieres hablar con tus amigos o familiares mil veces más que con tu pareja, algo no está bien. Piensa si sigues confiando en esa persona más que en nadie y si no habéis empezado a deciros mentiras o verdades a medias como costumbre. ¿Notas que ya no existe la confianza en la pareja? Muy posiblemente sea hora de terminar la relación.
  5. No hay sexo ni pasión alguna. Cuidado, muchas parejas pasan por baches en el sexo y pasan tiempo practicando poco o nada. La cuestión aquí reside en las ganas que tenéis de volver a recuperar la pasión y que todo sea como antes, puede que cueste, pero la cuestión es querer. Si no tenéis sexo nunca y tampoco os apetece volver a tenerlo… Mal está el tema.

Si descubres que varias de estas situaciones se dan entre tú y tu pareja, tal vez sea hora de hablar con sinceridad y decidir si vale la pena intentarlo una vez más o es mejor terminar la relación y que cada uno siga su camino.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.