Basta ya de que los anuncios publicitarios y las noticias nos traigan la figura ideal para una mujer, esa que si no parece anoréxica, está bien cerca. Nos invitan y hasta nos obligan a ser bien delgadas, porque de lo contrario no somos atractivas, o sea, que no vamos a conseguir pareja si no nos enfrascamos en ese objetivo.

Delgadas o pasadas de peso

Por supuesto, que todo es problema de la genética. Hay chicas que tienen la suerte de ser delgadas, y pueden comer algunos caprichos sin que traspasen la línea de su buena figura, en cambio, otras, con solo beber una cerveza en el verano amanecen con dificultades para cerrar el botón de la cintura. No, amigas, no exagero, es cierto que ocurre.

Por supuesto, tenemos que ser conscientes de lo que nos metemos en el estómago, porque a veces consumimos demasiado algunos alimentos que no aportan nada bueno a la salud, todo lo contrario; pero tampoco vamos a sentirnos culpables cada vez que comamos una pieza de pescado o carne que no es asada, sino rebosada, o algún día queremos comer un sabroso helado o la ensalada está tan sabrosa que no hemos escatimado en comer todo lo que le han echado.

No sufras de estrés por tu apariencia

No pensemos más que estamos horribles con esos kilos de más, a no ser que estemos tratando precisamente de resolver problemas de salud. Ir un poco llenitas no nos hace menos guapas. Si queremos estar mejor, el ejercicio nos ayuda a afinar la cintura, el yoga nos facilita alargar los huesos, las cremas nos facilitan esconder algunas incorrecciones, pero no perdamos la alegría de vivir, de disfrutar, ¿sabéis cuántas chicas sufren estrés y se resisten a disfrutar en vacaciones por un complejo que ellas mismas se han impuesto?

¿Qué prefieren ellos?

Y si los chicos que conoces las prefieren más delgadas, olvídate de ellos y busca tu pareja en otro lugar. Las páginas de contacto para parejas facilitan que encuentres en ellas hombres con todo tipo de gustos, no es extraño ver las búsquedas que realizan y solicitar una mujer que no sea tan delgada, que tenga senos, o curvas, o culos, y hasta envuelticas en carne bajo la piel, porque según afirman, acariciar esos cuerpos femeninos es lo más agradable que puede sentir el hombre en la relación sexual.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.