La demisexualidad es una orientación sexual, al igual que lo son la heterosexualidad, la homosexualidad, la bisexualidad, la asexualidad… Aunque mucho menos conocida, son muchos los que se identifican la orientación sexual demisexual, condición que puede ir unida a otras orientaciones como la heterosexualidad, la homosexualidad o la bisexualidad.

¿En qué consiste la demisexualidad? 

Las personas demisexuales tan solo se sienten atraídas sexualmente por aquella persona con la que comparten un vínculo emocional fuerte. Así, un demisexual no sentirá ningún deseo sexual por una persona que no conozca o que conozca poco, sea poco o muy atractiva dicha persona.

Es muy común confundir la demisexualidad con la opción que toman muchas personas de no practicar sexo con nadie con quien no comparten vínculos emocionales y una relación sentimental. La diferencia fundamental reside en que estas personas sí sienten atracción sexual pero toman la elección propia de no practicar sexo. Sin embargo, los demisexuales no sienten dicha atracción, que no se despierta a menos que se sientan muy próximos emocionalmente a una persona.

Por tanto, las personas demisexuales tan solo sentirán deseo sexual hacia amigos íntimos o personas con las que compartan una relación sentimental durante cierto tiempo. Es importante también no caer en el error de pensar que aquellos que se identifican con la demisexualidad se sienten atraídos por todos sus amigos o allegados. Nada más lejos de la realidad, simplemente necesitan esa proximidad para que exista la opción de sentir atracción sexual, cosa que solo ocurrirá en contadas ocasiones.

Así, una persona demisexual que se encuentre en una relación de pareja feliz y próxima, sentirá tanto deseo sexual o más por su pareja que cualquier otra persona en su misma situación. La demisexualidad requiere, simplemente, el requisito de conocer bien a la otra persona antes de poder sentir atracción sexual por ella.

No son pocas las personas que se encuentran en esta situación pero no conocen el término demisexualidad. La cuestión es que no hay motivo para que ser demisexual afecte en gran medida a la vida de una persona, pues una vez se encuentran en una relación, estas personas disfrutan de su sexualidad. En cualquier caso, no está de más conocer el término para dar visibilidad a un colectivo que aún es poco conocido

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.