Las bolas chinas, también conocidas como bolas de orgasmo, Ben Wa balls, bolas de geisha o bolas Benoît, al final el resultado es el mismo: placer y más placer.

A continuación, daremos consejos y maneras de cómo usar las bolas chinas:

¿Cómo usar las bolas chinas en el sexo?

Como cualquier músculo, el músculo pélvico que no se entrena puede atrofiarse en algún momento. Pero como todo entrenamiento tiene que ser paulatino.

Se recomienda usar las bolas chinas poco a poco a solas la primera vez, antes de usarlas en el sexo, e ir incrementando el número de contracciones con ellas dentro cada día. O tres veces a la semana por lo menos.  Así, en el momento en que se deban de usar con la pareja, el éxtasis y el control serán mayores. Lo mejor es comenzar con menos peso e ir incrementándolo poco a poco. Como cuando hacemos ejercicio.

¡El siguiente paso será usar las bolas chinas con la pareja y jugar!

Prueba a ponerte en cuatro y dejar que sea él quien las introduzca una a una, poco a poco. Anal o vaginalmente, da igual, pero el placer será siempre diferente. Depende de las sensaciones que busque cada uno.

Bocarriba es más fácil. Es la mejor posición para las principiantes o ella parada con una pierna arriba como si se colocara un tampón. Esto es para jugar, meter y sacarlas y así divertirse en un juego sexual, pero también es recomendable caminar con ellas de vez en cuando para hacer un ejercicio pélvico con ellas.

Es recomendable que antes de empezar se relajen y se tomen su tiempo. Si ella está estresada le costará más trabajo. Coloquen unas gotitas de lubricante e introduzcan una, esperando a que tome su espacio al interior y luego la siguiente hasta que toque el suelo pélvico. El cordón debe quedar fuera para poder sacarlas lentamente después.

¿Cuánto tiempo debes llevar las bolas chinas?

No es aconsejable llevar las bolas chinas más de cuatro a seis horas. Es mejor hacer poco esfuerzo pero sostenido que muchas horas en un sólo día. Se hizo un estudio científico sobre el uso de las bolas chinas y la incontinencia urinaria: un grupo de mujeres llevó las bolas la primera semana durante 15 minutos, y luego durante 30 minutos.  Así todos los días, al final de tres meses la reducción de incontinencia fue extraordinaria y ello puede aplicar también para la búsqueda de orgasmos. Claro, pensar en andar con las bolas todos los días parece un poco complicado. Sobre todo si piensas que mientras haces la compra, una se va a salir así de pronto. No, eso no ocurre.

¿Y las anales?

Estas pueden usarse para el ano pero de preferencia usar las que son especialmente diseñadas para ello, llamadas bolas tailandesas. Las otras son muy grandes, pueden ser peligrosas y un movimiento involuntario puede hacer que el recto se lo trague. Éstas miden de 15 a 20cm y terminan al final con una T sin temor a que se queden al interior.

Bolas chinas ¿Cómo limpiarlas?

No todas la bolas chinas son iguales. Algunas de las bolas chinas simplemente usan un hilo de algodón que es muy difícil de limpiar y puede convertirse en un foco de infecciones. Hay otras de metal. Depende para qué se quieran. Yo recomiendo las bolas de silicona, que es hipoalergénico muy fácil de limpiar y puede ser poco propenso a causar alergias. Siempre hay que ser cuidadosas con la limpieza, lavarlas con agua tibia y jabón neutro antes y después de cada uso, y secarlas con algo que no deje rastros de algodón.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.